Sobre la ley, la justicia, el derecho  y el bien común – CAPITULO  II – LEY, JUSTICIA, LEY NATURAL – Apartado 1 –  HAYEK Y LA ESCUELA DE SALAMANCA.

JUSTICIA Y ECONOMÍA. HAYEK Y LA ESCUELA DE SALAMANCA CAPÍTULO  II LEY, JUSTICIA, LEY NATURAL Apartado 1   Sobre la ley, la justicia, el derecho  y el bien común. Como ya se ha indicado con anterioridad someramente, los grandes principios en los que se basan Francisco de Vitoria, Domingo de Soto y Tomás de Mercado  -diseminados… Seguir leyendo Sobre la ley, la justicia, el derecho  y el bien común – CAPITULO  II – LEY, JUSTICIA, LEY NATURAL – Apartado 1 –  HAYEK Y LA ESCUELA DE SALAMANCA.

(…) sin duda no es salirse del ámbito de la realidad el ver en esos esfuerzos de superación un nuevo brote de aquel llamamiento que formó –con el “misterio” familiar y el culto de la ciudad- las normas de la Primera Edad: “el sentimiento de lo sagrado”.

 Se le creía abolido. Pero hay que confesarlo: el “progreso” no ha destruido a esta llamada suprema, como la química no ha destruido a lo sagrado (o lo secreto) de la MUERTE, ni la fisiología a lo sagrado del AMOR, ni la sociología al del HONOR, ni la técnica a lo sagrado del ARTE. No sólo lo material no ha ahogado a esta palpitación del más allá, sino que además la requiere, la espera, la exige, so pena de dejar reinar, en las delicias de la técnica, los horrores del tedio. Interrogad a los testigos y hasta las imágenes de los Estados Unidos, de Escandinavia, de Rusia… Se quiere hacer del hombre un animal superior. Se le fabrica una colmena perfecta. Y él bosteza…

 Os  homini sublime dedit, coelumque tueri

Jussit ad sidera tollere vultus.

De aquí esta curiosidad inquieta, este apetito por la cultura, esa necesidad de “terciario” (…)

De aquí también esa eflorescencia de místicas que pueden conducir a las peores aberraciones, pero también devolver a un mundo, aturdido de progreso, el sentido de sus fines.

La última lección de nuestro tiempo nos parece, pues, ser, en definitiva, que la economía no basta al hombre. Es la lección de los hechos. Es la promesa del porvenir. Y es también la lección que nos ha legado el más ilustre de los economistas contemporáneos:

 “Así –escribía Keynes en sus Ensayos de Persuasión- el autor de estos Ensayos, a pesar de todos sus “graznidos”, espera y cree todavía que no está lejos el día en que después de relegado el problema económico al segundo plano a que pertenece, el ámbito de nuestro corazón y de nuestro cerebro será ocupado o reocupado por los problemas verdaderos, problemas de vida y de las relaciones humanas, de la creación, de la moral y de la religión”

 J. M. Keynes, Ensayos de persuasión, trad. Franc. N.R.F., 1933, p. 7 citado por Andre Piettre, Las tres edades de la economía, Madrid, Editorial Rialp, S.A., 1962, pp. 372-373.

Eugenio Domingo Solans, en el prólogo al libro Economía a vuelapluma, puso por escrito esta confidencia personal:

Me contaba mi padre que Von Mises decía a sus amigos que para saber economía debían también estudiar sociología, psicología, matemáticas, derecho y demás disciplinas relacionadas. Uno de sus alumnos le replicó: “No pretenderá Ud. que yo me ponga a estudiar todas estas ciencias, cuando lo que quiero es ser economista”. A lo que el maestro austriaco contestó: “Claro que no, siempre que Ud. no pretenda ser un buen economista”.[1]

 

[1]   Eugenio Domingo Solans. Prólogo al libro de José Juan Franch, Economía a vuelapluma. Madrid, Ediciones Eilea, 1996, p. 19

Dérivations postérieures de la théorie sur la valeur au sens subjectif. – Derivaciones posteriores de la teoría subjetiva del valor

Dérivations postérieures de la théorie sur la valeur au sens subjectif.       Avec l’exaltation des finalités subjectives, on commit à nouveau une grave erreur : on mit de côté l’offre et les causes originaires pour se concentrer exclusivement sur les besoins subjectifs. La production fut reléguée à un second plan et on se concentra sur l’étude… Seguir leyendo Dérivations postérieures de la théorie sur la valeur au sens subjectif. – Derivaciones posteriores de la teoría subjetiva del valor

INTRODUCTION: A HASTILY WRITTEN ECONOMY

The Economy has to find its place among the human sciences. It is not good to lock ourselves in our specialized and many times incomprehensible world.  For that reason I think that the Economy does not have to be at odds with Literature. Neither does it have to be confronted with History, Psychology, Politics, Law,… Seguir leyendo INTRODUCTION: A HASTILY WRITTEN ECONOMY