El hecho es que personas con disposiciones virtuosas, actuando en contextos institucionales en los que las reglas del juego son forjadas a partir de la presunción del comportamiento autointeresado (y racional), tienden a obtener resultados superiores respecto a los obtenidos por sujetos movidos por disposiciones egocéntricas. Un claro ejemplo: piénsese en las múltiples situaciones descritas por el dilema del prisionero. Si juegan sujetos no virtuosos –en sentido especificado supra- el equilibrio al que llegan es siempre un resultado suboptimal. Si en cambio quienes juegan son sujetos que atribuyen un valor intrínseco, es decir, no solo instrumental, a lo que hacen, el mismo juego conduce a la solución óptima. Generalizando, el hecho es que el sujeto virtuoso que opera en un mercado que se rige por el solo principio del intercambio de equivalentes «florece» porque hace lo que el mercado premia y valora, incluso si el motivo por el que lo hace no es la consecución del premio. En este sentido, el premio refuerza la disposición interior, porque hace menos «costoso» el ejercicio de la virtud.

Zamagni, Stefano, Heterogeneidad motivacional y comportamiento económico. Inst. de Investigaciones Económicas y Sociales «Francisco de Vitoria» (Madrid: Unión Editorial, 2006), pp. 71-72.

1.- El simplismo del reduccionismo personal del homo economicus que trata de homogeneizar la conducta de todos los agentes.

NUEVOS PRINCIPIOS ECONÓMICOS[1] 1.- El simplismo del reduccionismo personal del homo economicus que trata de homogeneizar la conducta de todos los agentes. Una vez que se había profundizado en los dos primeros capítulos  en la inabarcable heterogeneidad interconectada del factor productivo Tierra, así como en la del Trabajo humano ayudado por la riqueza de la… Poursuivre la lecture 1.- El simplismo del reduccionismo personal del homo economicus que trata de homogeneizar la conducta de todos los agentes.

2.- El reduccionismo de los números índices y de los agregados que induce a errores.

2.- El reduccionismo de los números índices y de los agregados que induce a errores. Otro reduccionismo[1], casi siempre inconsistente en muchos aspectos induciendo a errores y que ya podemos analizar después de que en los capítulos anteriores se han resaltado las intrínsecas diferencias de la realidad –si bien remitiendo unas a otras y posibilitando… Poursuivre la lecture 2.- El reduccionismo de los números índices y de los agregados que induce a errores.

3.- Complementariedad marginal creciente y  curvas de demanda crecientes

3.- Complementariedad marginal creciente y  curvas de demanda crecientes[1]. Al llegar a otro de los  puntos álgidos de la investigación al final de este capítulo III trataré de explicar una de las conclusiones más relevantes de lo que hasta ahora se ha venido razonando. Se trata de argumentar en este apartado y en el siguiente… Poursuivre la lecture 3.- Complementariedad marginal creciente y  curvas de demanda crecientes

4.- La microdinámica expansiva de la conducta entrelazada del consumidor.

4.- La microdinámica expansiva de la conducta entrelazada del consumidor. Si queremos hacer un esfuerzo para comprender más certeramente las pautas de comportamiento de los compradores en sus millones de decisiones cotidianas, tenemos que acercarnos a esa compleja y cambiante realidad económica eliminando esas hipótesis restrictivas que hemos reseñado en el apartado anterior. Eliminándolas entenderemos… Poursuivre la lecture 4.- La microdinámica expansiva de la conducta entrelazada del consumidor.

4.- La microdinámica expansiva de la conducta entrelazada del consumidor.

4.- La microdinámica expansiva de la conducta entrelazada del consumidor. Si queremos hacer un esfuerzo para comprender más certeramente las pautas de comportamiento de los compradores en sus millones de decisiones cotidianas, tenemos que acercarnos a esa compleja y cambiante realidad económica eliminando esas hipótesis restrictivas que hemos reseñado en el apartado anterior. Eliminándolas entenderemos… Poursuivre la lecture 4.- La microdinámica expansiva de la conducta entrelazada del consumidor.

3.- Complementariedad marginal creciente y  curvas de demanda crecientes

3.- Complementariedad marginal creciente y  curvas de demanda crecientes[1]. Al llegar a otro de los  puntos álgidos de la investigación al final de este capítulo III trataré de explicar una de las conclusiones más relevantes de lo que hasta ahora se ha venido razonando. Se trata de argumentar en este apartado y en el siguiente… Poursuivre la lecture 3.- Complementariedad marginal creciente y  curvas de demanda crecientes

2.- El reduccionismo de los números índices y de los agregados que induce a errores.

2.- El reduccionismo de los números índices y de los agregados que induce a errores. Otro reduccionismo[1], casi siempre inconsistente en muchos aspectos induciendo a errores y que ya podemos analizar después de que en los capítulos anteriores se han resaltado las intrínsecas diferencias de la realidad –si bien remitiendo unas a otras y posibilitando… Poursuivre la lecture 2.- El reduccionismo de los números índices y de los agregados que induce a errores.

1.- El simplismo del reduccionismo personal del homo economicus que trata de homogeneizar la conducta de todos los agentes.

NUEVOS PRINCIPIOS ECONÓMICOS[1] 1.- El simplismo del reduccionismo personal del homo economicus que trata de homogeneizar la conducta de todos los agentes. Una vez que se había profundizado en los dos primeros capítulos  en la inabarcable heterogeneidad interconectada del factor productivo Tierra, así como en la del Trabajo humano ayudado por la riqueza de la… Poursuivre la lecture 1.- El simplismo del reduccionismo personal del homo economicus que trata de homogeneizar la conducta de todos los agentes.